jueves, 26 de septiembre de 2013

PREPARACIÓN DE LA UVA, JAVEA

Joaquín Sorolla i Bastida (1863-1923) es uno de los pintores valencianos más relevantes de la historia del arte universal. Sus experiencias en el campo de la fotografía son menos conocidas. Un todavía muy joven Sorolla ingresó como ayudante en el taller de fotografía de Antonio García i Peris, personaje de reconocido prestigio como uno de los mejores fotógrafos de la España de finales del XIX. La relación entre ambos permanecería en el tiempo aún cuando después Sorolla se dedicara a la pintura abandonando la fotografía, ya que García i Peris se convirtió en su suegro al casarse el pintor con su hija Clotilde. 

Esta experiencia en el campo de la fotografía le fue imprescinbile a Joaquin Sorolla a la hora de preparar sus trabajos pues contó con la imagen viva del momento captada por el mismo.


En la obra de este pintor los historiadores distinguen tres periodos. La pintura del primero, fechado hasta 1904, se caracteriza por su costumbrismo marinero. En el segundo, entre 1906 y 1911, realiza numerosas exposiciones individuales en el extranjero, su expresión plástica combina las tendencias impresionistas y postimpresionistas realizando exquisitas escenas de playa de Zarauz, paisajes de rincones de jardines intimistas de Sevilla, Granada, etc. Este es el momento en que se reconoce como artista internacional y retratista de moda. En el tercer período recibe el encargo por parte de Archer Milton Huntington de decorar las salas de la Hispanic Society de Nueva York con escenas que representan «Las provincias de España», concluido en 1919.




     Esta obra pertenece al primer período, pues está fechada en el año 1900.

No hay comentarios:

Publicar un comentario