jueves, 22 de agosto de 2013

COLECCIÓN SOROLLA

        Breve historia sobre el arte de la cerámica pintada a mano.


La actividad cerámica en Manises, heredada de los siglos de asentamiento árabe en España , es la que mejor define la actividad artística de esta ciudad. Entre los siglos XIV y XVI, la cerámica de reflejo metálico, junto a la decorada en azul, darán fama europea a la producción manisera y será solicitada por príncipes y pontífices además de elogiada por numerosos testimonios de la época. En los siglos XVII y XIX, esta producción de objetos se combina con otra actividad, la azulejería, que será decorada con policromías e imaginativos motivos, utilizando simbología y elementos de construcción. En lo que llevamos de siglo , vienen conviviendo diferentes estilos y técnicas. La cerámica pintada a mano sigue teniendo un lugar destacado en el panorama artístico nacional e internacional.

        A lo largo de nueve semanas les vamos a ir presentando nuestra colección de fuentes  decoradas e inspiradas en la obra del pintor valenciano Joaquin Sorolla. Todas han sido pintadas a mano sobre cerámica por el artesano Manolo Tos y cocidas en horno a 985º , al observarlas podremos comprobar la gran diferencia entre la tècnica al oleo que empleaba Sorolla y la técnica al agua que utiliza Tos, ambas muestran una gran intensidad en la cromática pero son obras totalmente distintas.




    Joaquin Sorolla utilizó el oleo para pintar este autorretrato, cada pincelada podía retocarse una y otra vez hasta conseguir la intensidad de color que creia adecuada o la expresión natural que podemos apreciar en el lienzo. En cambio con la técnica del pintado al agua sobre cerámica es bastante dificil retocar la obra pues una vez entra en el horno para ser cocida es éste quien decide que intensidad de color va a tener. En ambos casos lograremos una obra original e irrepetible.





     Esta fuente está decorada con tres obras del artista Joaquin Sorolla, es un homenaje que el autor quiere hacer al que considera su maestro.



       Pincelada tras pincelada Manolo Tos intenta reproducir de manera fiel la obra original , pero su estilo personal y su cromática hacen del resultado final un acabado distinto .



      El comprosimo es aún mayor si cabe puesto que todas las obras son muy conocidas y admiradas pero pensamos que es una forma de acercar nuestra cultura valenciana a generaciones venideras desde otro punto de vista, la cerámica pintada a mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario